La misión jesuítica guaraní de San Cosme y Damián abrió sus puertas para recibir al Presidente de Panamá, Juan Carlos Varela y comitiva. Acompañaron el recorrido la ministra de turismo, Sofia Montiel de Afara, el gobernador de Itapúa, Juan Alberto Schmalko; el intendente de San Cosme, Aníbal Maidana Vera y autoridades locales.
El objetivo de su presencia forma parte del interés de Panamá, de reforzar los lazos bilaterales y la cooperación en el área turística. “Venimos a estudiar las misiones jesuíticas, cómo se organizaron, y entender la historia del país, el potencial que tiene el turismo, y el rol que juega Panamá como punto de conectividad aérea hacia el Paraguay”, señaló Varela.
Por su parte, la titular de Senatur calificó la visita de muy importante considerando lo que significa Panamá como gran hub de todas las compañías aéreas que conectan al Paraguay hacia otros destinos de Europa o Asia. “Articularemos acciones a corto plazo para enfatizar el trabajo conjunto en materia de turismo, e intercambiar experiencias en cuanto al fortalecimiento del Observatorio Turístico Nacional”, agregó.
El recorrido por la misión, estuvo a cargo del jefe local de la oficina de Senatur, Rolando Barboza, y en la ocasión, el profesor Blas Servín explicó al presidente de Panamá, el funcionamiento del reloj solar construido por los guaraníes y obsequió el lunario de un siglo con observaciones propias.
Asimismo, el mandatario panameño admiró la artesanía de la comunidad indígena mbya guaraní y llevó recuerdos para su familia.
El momento artístico estuvo a cargo del tenor del Congreso Nacional, José Mongelós quien acompañado por músicos de Itapúa y Asunción, interpretó un repertorio de música barroca, recopilación de Domenico Zipoli.
Cabe resaltar que técnicos de la Senatur realizaron las gestiones y estuvieron en cada detalle para el éxito de la visita presidencial.