Los Óscar acaban de traer la mayor sorpresa en muchos años, a partir de un error transmitido en vivo y en directo para todo el mundo.

Cuando se entregó el premio a Mejor Película, se anunció, de forma clara, que “La La Land” era la ganadora. El equipo subió al escenario y comenzó a dar los discursos de agradecimiento.

Pero momentos después, uno de los productores de la película interrumpió su intervención y comenzó a gesticular, de forma acelerada, hacia el equipo de otra de las nominadas, “Moonlight”.

“Ustedes ganaron. Esto no es una broma”, dijo, exhibiendo el sobre que probaba la decisión de la Academia.

Así, los productores de “Moonlight” subieron en medio de la sorpresa y la confusión del episodio a recoger su premio.

Fuente: LaTercera

Compartir